¿Cuál es el material de oficina necesario si se trabaja desde casa?

Cada vez son más los profesionales que se animan a trabajar desde casa, una opción que cuenta con prolongado arraigo en otras sociedades pero que en el caso español no había surgido con fuerza. Hasta ahora. Y es que una de las enseñanzas de la crisis está asociada a la generación de empleo por parte de los trabajadores, al teletrabajo y al emprendimiento.

Es por ello que quienes se inclinen por esta opción de vida han de tener en cuenta que para realizar su trabajo con la misma profesionalidad que si se encontrasen en una oficina es necesario contar con una estructura laboral similar, la cual estará compuesta por un mobiliario y un material de oficina, al igual que el que cuentan los lugares de trabajo convencionales.

Pero, ¿cuáles son los elementos imprescindibles que estos profesionales han de tener en cuenta? En primer lugar, vivimos en un mundo globalizado por lo que contar con un ordenador con conexión a internet es un básico, ya sea este personal o portátil, aunque viendo el desarrollo tecnológico y la capacidad de los nuevos aparatos lo mejor es inclinarse por la segunda opción, dado el componente de movilidad que ofrecerá al freelance o autónomo.

Asimismo, es conveniente comprar una impresora en el momento en que uno se decide a trabajar desde casa. ¿El motivo? El amplio abanico de posibilidades que este tipo de equipos permite desarrollar. Así, a las impresiones a color y en blanco y negro, que facilitan la impresión de documentos de carácter interno y externo, se suman las aplicaciones de fotocopiado y escaneo.

Opciones fundamentales en el caso de un freelance, pues siempre tienen que escanear facturas, documentación relativa a su condición de autónomos, etc. Asimismo, es fundamental que todo profesional que trabaje desde casa cuente con un material de oficina en el que abunden los cuadernos y bolígrafos. A partir de ellos llevará un control de las actividades que configuran su trabajo.

De la misma manera, echar mano de posts its le beneficiará a la hora de mantener ideas que le vienen de repente y no tiene donde apuntarlas. Asimismo, estos objetos también son útiles notas recordatorias y aclaratorias, que le hacen fijar la mirada y, por tanto, no olvidarse del contenido que las mismas expresan.

Por último, no es una mala idea que el profesional autónomo cuente con una pizarra donde poder apuntar tanto cuestiones relativas a su trabajo como fechas importantes relacionadas con su calendario laboral o citas a las que ha de acudir, ya sean estas con clientes o con la administración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.